Este domingo 25 de septiembre el keniano Eliud Kipchoge de 1.67 de altura y 52 escasos kilos de peso, desafió Berlín a las leyes de la física y la lógica estableciendo un nuevo récord del mundo de maratón con 2:01:09 que le eleva de la categoría de leyenda en el evento.

La exhibición de Kipchoge, quien ganó 15 de los 17 maratones oficiales que disputó, fue de tal calibre que aventajó en casi cinco minutos (02h05:58) al segunda clasificado, el etíope Mark Korir, con su compatriota Tadu Abate cerrando el podio (2h06:28).

Bajo un perfecto clima se celebró la maratón de Berlín y solo faltaba por ver hasta qué punto eran ciertos los rumores de que el genial atleta del Gran Valle de Rift, a punto de cumplir los 38 años, llegaba en plena forma y con un nuevo registro entre ceja y ceja. 

Expertos aseguran que la carrerabn fue una auténtica “salvajada” desde los primeros kilómetros, con 200 pasos por minuto y parciales que iban mejorando por mucho los logrados por Kipchoge en 2018. 14:14 a los 5 km (10 segundos más rápido), 28:23 a los 10 km (38 segundos más rápido), 42:33 a los 15 km (1 minuto y 5 segundos más rápido) y 56:45 a los 20 km (1 minuto y 11 segundos más rápido).

EK B
El keniano destrozó su anterior plusmarca por medio minuto, cuatro años después de batirla por primera vez en la capital alemana

Su teórico rival, el vigente campeón en Berlín y el también etíope Guye Adola, apenas había aguantado el ritmo de cabeza unos 13 kilómetros, descolgándose de KIpchoge, Belihu y las tres liebres dispuestas por la organización (Moses Koech, Noah Kipkemboi y Philemon Kiplimo).

Estar más de 15 kilómetros solo contra el crono

Las dos primeras se retiraron poco después de pasar el ecuador de la carrera mientras que Kiplimo, el más reputado de los tres, aguantó hasta los 25 km, dejando solo al protagonista de la película con más de 15 km por delante, pues Belihu se descolgó de su rueda en el mismo momento que Kiplimo puso rodilla en tierra.

Al paso de esos 25 km, Kipchoge aún llevaba un minuto y 16 segundos de ventaja sobre su anterior plusmarca (1h11.08 por 1h12:24), pero a los 30 empezó a estrecharse el margen 01h25:40 por 01h26:45, dando señales de agotamiento.

Al paso de los 35 km, Kipchoge solo mejoraba su anterior plusmarca en 52 segundos (01h40.10 por 01h41.02), remarcando la proeza de 2018, cuando fue capaz de correr en negativo (más rápida la segunda mitad del maratón que la primera) y cerrar el último kilómetro en 2:48.

En el kilómetro 40 la ventaja era de 36 segundos (01h54:53 por 01h55:29). El récord iba a caer pero no la barrera de las dos horas y el minuto. Y es que el propio Kipchoge ya había avisado de que era casi una locura hablar de un “sub2h” en un maratón oficial.

Es la cuarta victoria de Kipchoge en Berlín -también tiene cuatro en Londres- tras las de 2015, 2017 y 2018, igualando las cuatro de Haile Gebrselassie entre 2006 y 2009. Además, es su décima victoria en un ‘major’, amén de sus dos oros olímpicos, de las quince que suma en su historial.

De interés: 60 venezolanos participan en el maratón de Berlín

Puro Vinotinto

Con información de medios internacionales y redes sociales

Haga clic en el enlace para suscribirse gratis a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_News

Comparte: