Zinedine Zidane comienza a gestar el equipo con el que sueña en Paris. Se dice que, el francés sabe que es el principal candidato a sentarse en el banquillo parisino, por lo que su llegada al Parque de los Príncipes estaría por ocurrir. Mientras se terminan de cerrar las formalidades de tal contrato, Zidane ya comienza a exigir que se muevan algunas piezas, en donde no solo ha solicitado la llegada de refuerzos, sino que también habría comunicado a los dirigentes que para que se dé su compromiso y participación, tendrían que dar de baja a una de las grandes estrellas del club, nada más ni menos que a Neymar.

La situación de Neymar en PSG es realmente complicada. Pese a su gran amistad con Mbappé, el amo y señor del nuevo proyecto parisino, la continuidad del brasileño en el club pende de un hilo, y a los planes de los dirigentes para darle salida en este mismo mercado, se sumó que quien tomaría las riendas del equipo, Zidane, no cuenta con él.

Zidane sí, Neymar no

Neymar mantiene una tensa relación con la afición desde hace cierto tiempo

Según información del diario catalán El Nacional, la dirigencia encabezada por Nasser Al-Khelaïfi se ha cansado del comportamiento extradeportivo del brasileño, sumado a su discreto rendimiento en la pasada temporada; esto hace que la decisión de su partida esté tomando cuerpo o se encuentre prácticamente tomada, algo a lo que también se ha sumado Zinedine Zidane, quien pinta para sentarse en el banquillo parisino.

Luego de que el PSG en el 2017 pagara 222 millones al FC Barcelona por la ficha del delantero, el equipo francés ha tasado al delantero en 90 millones, una clara muestra de como fue cayendo a la par de su juego.

Desprenderse de Neymar no será tarea fácil para el PSG. El jugador renovó su contrato hace menos de un año, con firma válida hasta 2025, y  en las últimas semanas aseguró que su deseó es continuar en París, a pesar de la tensa relación que mantiene con la afición desde hace un tiempo. 

«Yo aún tengo contrato con París Saint-Germain, que es por tres años más. Estoy aquí, con los pitidos y silbatina que mandan contra nosotros», fueron las palabras con las que el brasileño aseguraba que quería continuar en PSG.

El PSG está cansado de esperar por Neymar. Los parisinos convirtieron al brasileño en el fichaje más caro de la historia del fútbol, pero el delantero nunca logró pagar con su juego lo que costó. Además, se suman los comportamientos extrafutbolísticos de Ney, que habrían terminado de colmar la paciencia de Al-Khelaïfi y sus socios en la dirección deportiva.

Le puede Interesar: Luis Suárez a River: nueve preguntas y respuestas sobre su posible llegada al fútbol argentino

PV

Con información de AS, BitBol y otros medios internacionales

Haga clic en el enlace para suscribirse a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_News

Comparte: