Más de un millón de personas se dieron cita anoche en la avenida de los Campos Elíseos de París para presenciar el recibimiento del 2023, tras dos años de ausencia por la pandemia, con un vistoso espectáculo de fuegos artificiales en el Arco del Triunfo.

Las cifras de asistencia, récord histórico para un 31 de diciembre según los medios locales, fueron confirmadas esta mañana por el ministro de Interior francés, Gérald Darmanin.

No hubo incidentes notables”, destacó también el político, en declaraciones a la prensa desde la isla de Mayotte, donde pasó el fin de año en visita de trabajo tras las oleadas de violencia que vivió el territorio ultramarino francés en las últimas semanas.

Darmanin confirmó también que durante la noche hubo, en total en el país, unas 500 detenciones, un 11 % más que en 2022, pero hubo un “20 % menos de coches quemados” en relación al año anterior.

Pese a la acumulación de gente, el ministro celebró que la noche en los Campos Elíseos transcurrió de la mejor manera posible.

La asistencia final dobló las previsiones que había hecho el Ayuntamiento parisino, de medio millón de personas, con lo que la policía debió ampliar el perímetro de seguridad dispuesto para el retorno de los fuegos artificiales y la música a la emblemática avenida, tras dos años de ausencia por la pandemia, de acuerdo con lo explicado.

De interés: Fiesta y fuegos artificiales: Nueva Zelanda y Australia ya recibieron el año nuevo 2023

Puro Vinotinto

Con información de agencias de noticias, medios internacionales y redes sociales

Fuente imagen referencial: El Comercio, vía web

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos

Comparte: