El destacado pelotero venezolano Félix Hernández salió desde la pared del jardín central del T-Mobile Park minutos antes del comienzo del Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional, en un momento descrito por la prensa deportiva internacional como épico y sorpresivo.

Seattle comenzaba a disfrutar su primer juego de postemporada en 21 años, algo que el monticular nunca pudo experimentar en sus 15 años de carrera.

Después de mucho tiempo, el afamado jugador regresó al diamante de las Grandes Ligas y al lugar donde hizo feliz a tantos aficionados, la casa de los Marineros de Seattle

Hernández subió al montículo, el mismo sobre el cual se convirtió en uno de los mejores lanzadores de su generación, para tirar el pitcheo ceremonial, ante un público que explotó en emoción.

“¡Mi casa!”, gritó Hernández, quien tuvo como receptor a su compañero y compatriota, Franklin Gutiérrez.

Hernández, de 36 años, no ha lanzado en las Mayores desde su última apertura con los Marineros el 26 de septiembre del 2019, en uno de los momentos más emocionantes en la historia de la franquicia.

Félix Hernández es una de las figuras más queridas en la historia del club, en parte gracias a la lealtad que tuvo el venezolano con el equipo. Su mejor momento lo vivió en el 2010, cuando se llevó el Cy Young de la Liga Americana con unos Marineros que perdieron 101 partidos.

El venezolano estuvo compitiendo por un puesto en la rotación de los Bravos en el 2020, pero optó por no jugar en la acortada campaña producto al COVID. Firmó un pacto de liga menor con los Orioles en el 2021, sin mayores consecuencias.

De cualquier manera, Seattle siempre es el hogar de “El Rey”.

Le puede interesar: Marcador 11-0: «Bolas» agregó nueva medalla de oro a Venezuela en Asunción

PV

Con información de Marineros de Seattle, MLB, otros medios internacionales y redes sociales

Comparte: