La «industria sin chimeneas» parece vincularse y establecerse en el proyectado futuro de la isla venezolana de La Totuga.

Luis De Jesus, publica en El Nacional, información descriptiva del proyecto turístico que el Estado venezolano planea para La Tortuga. Datos y presentación oficial a los que han hecho referencia otros medios nacionales e internacionales.

Explica la reseña que, Héctor Silva, viceministro de Economía Productiva, aseguró que se tomó en cuenta la protección del medio ambiente, con las normas y reglamentaciones del Ministerio de Ecosocialismo. Silva aseveró que se instalarán plantas desalinizadoras y generadores de energía eólica y que la construcción de las edificaciones será al borde del pequeño archipiélago para conservar la flora y la fauna.

Video-presentación realizado por Bancoex y el ministerio de Turismo

Según escribe De Jesús, se presenta La Tortuga como «joya de la corona» dentro de una reducida lista de lugares incluidos en las Zonas Económicas Especiales de Venezuela, y en donde se espera que los inversionistas, nacionales y extranjeros, pongan el ojo (y los recursos) para el desarrollo de un tentativo proyecto turístico (de envergadura). Esa isla paradisíaca, y aún virgen, se plantea convertirla en el primer destino turístico del Caribe (…).

El plan, que se trabajó durante meses, contempla la construcción de 10 resorts de muy alto nivel. Según lo señalado por el viceministro de Economía Productiva, Héctor Silva, en un acto en el que el mandatario Nacional, Nicolás Maduro presentó las zonas al cuerpo diplomático acreditado en el país. Se tomó en cuenta, aseguró (o recalcó) el economista, la protección del medio ambiente, con las normas y reglamentaciones del Ministerio de Ecosocialismo.

Aguas cristalinas y un ambiente paradisíaco

Se instalarán, de acuerdo con la maqueta, plantas desalinizadoras y generadores de energía eólica. La construcción de las edificaciones será al borde de la isla para preservar la ecología del lugar, precisó el funcionario, conservar la flora y la fauna, y también se establecerá un centro de investigación que aporte permanentemente al desarrollo de la ciencia, la tecnología y la investigación.

La Tortuga también contará con un aeropuerto internacional y un puerto, que será destino de los cruceros que transiten por el caribe. “Siempre salvaguardando el tema del medio ambiente y del ecosocialismo que venimos desarrollando. Este proyecto será el único de este estilo con energía renovable y con materiales biodegradables”, añadió Silva.

Competir a Aruba, Bonaire y Curazao

Estratégica ubicación frente al Caribe

El viceministro señaló que La Tortuga, de 156 metros cuadrados, será la única isla en el Caribe (con este tipo de instalaciones) que competirá con el turismo de las islas Aruba, Curazao y Bonaire.

“El gran centro turístico del Caribe. Y, además, estará abierta como la torre de Babel a la participación de todas las culturas y religiones. Abrirá espacios respetuosos para la felicidad y el turismo de todas las culturas del mundo. Esta es una isla impresionante”, añadió Maduro durante su alocución.

El Ejecutivo —que indicó que las otras zonas son la isla de Margarita (Nueva Esparta), Puerto Cabello-Morón (Carabobo), La Guaira (Vargas) y Paraguaná (Falcón)— llamó a los empresarios, principalmente extranjeros, a invertir en Venezuela.

“Atención, inversionistas de Asia, de Europa. Europa, no te quedes por fuera por razones ideológicas, no sigas dejándote arrastrar por razones ideológicas. Vengan para Venezuela, europeos. Inversionistas de América Latina, del Caribe, de África. Vengan”, expresó.

Cabe indicar que a lo largo de los años, no han sido pocas las veces en que se pensaron desarrollos turísticos para La Totuga, de variado tipo, pero esta vez el Estado venezolano se muestra más decidido.

PV

Con información de El Nacional | Luis De Jesus y otros medios nacionales e internacionales

Comparte: