Maluma le regaló a Medellín un concierto histórico con una potente descarga de reguetón que sirvió de hilo conductor para reconstruir sus diez años de carrera y concluir su inolvidable show con la reina de reinas: Madonna.

Su encuentro con los 54.000 espectadores que colmaron el estadio Atanasio Girardot fue estremecedor. Apenas pudo cantar la entrada de su éxito «Hawái» antes de caer de rodillas conmovido hasta las lágrimas por cumplir el «sueño» de cantar en su ciudad natal convertido en una estrella mundial.

El show estuvo precedido por un video en el que participaron artistas de talla mundial: Shakira, Jennifer López, J Balvin, entre otros.

«Esto se siente como un sueño, y si es un sueño, que no me despierten», manifestó Maluma, emocionado durante toda la actuación.

Pero el apogeo del concierto fue la aparición de Madonna en el escenario, diez años después de que ofreciera su último show en Medellín durante su gira «The MDNA Tour«.

«Medellín» fue la canción que cantaron la reina del pop y el artista colombiano mientras se apoderaban del escenario bailando y provocando al más puro sugerente estilo Madonna.

Maluma y Madonna subieron la temperatura en el escenario

El acto final fue, de nuevo, «Háwai», con la que cerró el ciclo de la mano de los niño de la fundación El Arte de los Sueños, que él mismo creó para promover la música.

«Yo nací en Medellín y muero en Medellín», concluyó Maluma tras un concierto histórico que lo llevó de vuelta a la ciudad que lo vio nacer y lo impulsó a la fama mundial.

Le puede interesar: «El buen patrón» triunfa en los IX Premios Platino

Gerardo Contreras

Con información de agencias

Comparte: