¿Cuánto valen los 10 de Salomón?

Los goles de Rondón deben ser apreciados en su justa dimensión

CRISTOLBAL GUERRA.- Diecisiete minutos pasaron entre el gol de Mohamed Salah y el de Salomón Rondón el sábado pasado. El artillero egipcio llegaba a veintidós en la temporada como vanguardia de los atacantes en la Premier League, y el bombardero venezolano a diez. La diferencia entre uno y otro suena a abismo, a distancia inconmensurable, a lo inalcanzable. Y quizá lo sea, pero como todas las cosas de la vida tiene sus razones (“Hay una razón escondida en cada gesto”, oímos decir alguna vez en un poema-canción), sus por qué. Los goles de Salah suenan a fiesta, a culminación de la obra de un equipo, el Liverpool, que es el anfitrión del festejo, lucha cuerpo a cuerpo con el Manchester City por el título de la liga inglesa, y cada semana es noticia por el enorme tamaño de su juego, por el charm histórico de lo que representa su nombre como uno de los principales puertos de Europa y, cómo no, por Los Beatles, “Yesterday, all my troubles seemed so far away”…

Salah

Mientras tanto, las conquistas de Salomón saben a sacrificio, a esfuerzo denodado, a combate embravecido contra el destino que marca al Newcastle, un equipo que desde el puesto 14 del fútbol inglés hasta hace pocos días aún daba bandazos para escapar incólume del monstruo de la segunda división. Entonces, ¿qué valen más, los veintidós del africano o los diez del hombre de Suramérica? Mientras Salah es buscado por el Real Madrid, por ejemplo, o por otros gigantes de Europa, Rondón no convoca las miradas codiciosas de los equipos del jet set porque no se cree que un jugador del Newcastle llame la atención, y también, porque así de duro es todo esto, el criollo cumplirá 30 años de edad el próximo septiembre, la edad fronteriza para ser una carnada apetecible para los grandes tiburones del fútbol mundial que por estos tiempos se empeñan en llevar adolescentes a sus cuarteles y no a jugadores ya corridos en las canchas europeas…

Como quiera que sea, los goles de Rondón deben ser apreciados en su justa dimensión. No puede ser igual marcarlos en la liga de Arabia Saudita, válganos, o en Australia, que en la Premier League. En los medios de comunicación se debe tomar en cuenta esto, dar cabida a la verdadera valoración en sus contextos reales, y no igualar las cosas.

Ahora pensamos en el futuro inmediato: ¿seguirá Salomón Rondón en el Newcastle, o aún puede ser un bocado para aquellos equipos que habitualmente ocupan la mitad de la tabla? Tal cosa sería un paso gigante en su carrera y no ir, como se ha hablado, a circuitos de menor cuantía como los de Grecia o Turquía. En Inglaterra, además de la alta calificación de su fútbol, siempre está abierto el cofre del dinero. Y aunque cambien los tiempos, el dinero siempre es el dinero. Nos vemos por ahí.

Ir a la fuente

Purovinotinto.com | Noticias Vinotinto | Deportes | Derechos Reservados | 2019